Es un tatuaje basado en el cuadro de Guido Reni “Baco niño bebiendo”.
Me lo realizaron en el estudio Kaiffa, en la c/ Gaztambide en madrid.
Me lo hice para demostrar lo orgulloso que estoy de mis amigos y lo importante que es para mi la amistad. De ahí la palabra amistad en el tatuaje.
Brindemos por los amigos!