Después de enterarme de que tenía cáncer y que mi mujer me pidiera el divorcio decidí hacerme este tatuaje de un fénix con el nombre de mi hijo para recordarme que tengo que resurgir de mis cenicas por él.