Pasé una dura enfermedad y me hizo darme cuenta de que solo tenemos una VIDA y debemos vivirla A TOPE. El CEREZO Japonés es muy representativo en su cultura y ahora para mi. SOY AFORTUNADA y por ello quiero DISFRUTAR DE MI ÚNICA VIDA.