Es una frase que siempre me recuerda a mi abuela y por es me la tatue por la clavícula izquierda ya está el corazón y así siempre puedo llevar en mi corazón.