Tengo varios tatuajes, pero los que más me inspiran fueron las iniciales de mis padres. Y una frase dirigía a mi madre, que aunque sufrió una enfermedad y la superó. Para mi el cielo siempre estará igual que ayer. Nada puede hacernos pensar que irá peor después de la enfermedad, sino que todo irá igual.