Decidi hacer un cambio muy radical en mi vida, pareja, un muy buen trabajo y entorno porque me sentía enjaulada.

El colibrí es el único pájaro que no puede vivir enjaulado, porque necesita mover siempre sus alas y decidí volar.

En ambos casos fue la mejor decisión que he tomado nunca.

Siempre hay que huir de cadenas doradas y no hay que olvidarse nunca de volar ❤️