Simboliza las raíces, la familia… y las personas que volaron y ya no se encuentran entre nosotros. Me encanta mirarlo, no me transmite tristeza, me transporta a mi niñez y todos los momentos buenos que vivimos.