Siempre había querido un tatuaje pero al ser algo para toda la vida nunca me convencía nada de lo que veía. En el momento que nacieron mi mellizos lo tuve clarísimo!!