Ser infinitamente libre es algo que siempre me ha carácterizado y por lo que siempre he luchado. De ahí el símbolo del infinito que simboliza la perseverancia y constancia y la pluma simboliza la libertad de poder volar y ser libre en todos los aspectos de la vida.