Mi madre se llama Rosa y desde joven siempre tuvo la idea de tatuarse una rosa con dos hojas en el tallo, una por mi hermano y otra por mi. Pasó el tiempo y nunca se atrevió. Por lo que yo me hice este por ella pero adaptado a mi gusto