Mi padre se dedicó a la cocina toda su vida y toda su vida llevó su bigote tan peculiar, incluso sus hijos no dejábamos que se lo quitase. Lo perdió con la quimioterapia. Murió hace 4 meses, no logró vencer al cáncer.