Es un tatuaje guerrero, representa al rey Leónidas de Esparta y a su guardia personal en posición de falange. Siempre me ha fascinado la historia y mitología griega y necesitaba llevar algo relacionado en la piel.