Me detectaron un Meningioma alojado en la 2° vértebra que me desplazaba la médula, produciendome un dolor horrible y con el tiempo me dejaría postrada en una cama. Soy una loca de Star Wars y de Yoda, así que el día que iba a entrar en quirófano mi marido me trajo un muñeco de Yoda y me dijo «que la fuerza te acompañe», por eso me lo tatue y desde entonces la fuerza siempre me acompaña:)