618 km es la distancia desde mi casa hasta su casa. Nos enamoramos, y hasta hace un mes todo estaba bien. Ayer decidí tachar nuestro tatuaje porque después de unas semanas sin salir de casa, he sido capaz de levantar cabeza.
Estar con ella fue un regalo. Tachar nuestro tatuaje no significa olvidarla, porque sé que no voy a ser capaz de eso nunca. Tacharlo supone aceptar el presente.