Recuerdo que fue mi tercer tatuaje, y el más especial y significativo que tengo.
Me lo hice después de fallecer 2 personas (una de ellas en el día de mi cumpleaños). Dos personas jóvenes y que eran el alma de la familia, dos personas en la flor de la vida, consumidas por el cáncer.
Decidí tatuarme Ohana para recordar siempre el significado de la palabra familia y de aquellos que no están