El tatuaje representa a mi primer gato llamado Salem. Me lo hice al poco de tenerlo que sacrificar entre lágrimas y ver como se iba apagando poco a poco sobre mi mano. Lo recuerdo todos los días. Fue hecho por uno de los mejores de Reus.