Mi tatuaje está compuesto por un corazón envuelto de pétalos de la flor de sakura (flor de cerezo de Japón).
Me lo hice después de superar una dura depresión y tiene diferentes significados: amor propio, el inicio de una nieva vida, el renacer del guerrero, la paz interior, la fortaleza interior y la belleza y transitoriedad de la vida.
me recuerda a Japón, donde fui con mi pareja.