Mi tatuaje es una semilla de diente de leon volando, para mi es nostalgia. Es mi forma de seguir llevando la inocencia que tenía de pequeña conmigo. El momento de hacerlo fue cuando sentí que tenía una nueva madurez que me hacía ser una mujer, dejando atrás la niña, la chica y la joven que ya no soy. Lo llevo en dirección contraria a la vista, ya que mi intención es que sea algo para mi