Toda mujer debe saber que es la reina de su propia vida, como pone en la frase un amor, una vida. Ese amor propio que todas deberíamos tenernos, sin necesidad de que nadie nos lo tenga que decir. Somos las reinas de nuestra vida y jamás podrás amar a alguien al 100% si primero no te amas tu.