Mi hija mayor está viva y adora el rosa.
Mi hijo mediano tenía una condición incompatible con la vida fuera de mi. Con todo el dolor de mi alma, decidí parir antes de tiempo y evitarle sufrir aún más dentro de mi vientre. Él, murió y nació, con casi 4meses. Ese es el tamaño real de su huella.
A mi hijo pequeño lo perdí el segundo mes.
Les llevo a la altura de mi corazón.
Mis 3estrellas.