Este tattoo me lo hice con 22 años junto a mi madre. Era su primer tatuaje y aunque el mío tiene más elementos egipcios, las dos nos hicimos el Ojo de Ra. Es un símbolo de protección que tenemos en común ya que es la persona más importante y con la que siempre he compartido mi vida. Cuando ella no esté, la seguiré compartiendo con este tatuaje en mi piel y ella me llevará consigo también