Mi historia:

Desde pequeña he sentido una gran admiración por los primates. Me fascinaba ver imágenes y reportajes sobre ellos. Años más tarde, mi padre quería cumplir su sueño, viajar al continente africano y me propuso a su vez, cumplir el mío, ver gorilas en libertad. Juntos cumplimos nuestro sueño y ese recuerdo se quedará conmigo el mismo tiempo que este tatuaje en mi piel.