Mis padres se separaron cuando yo era muy pequeña y mi madre se casó con un hombre que no me quería. Durante varios años no recibía buenas caras ni buenos tratos, de echo yo nunca he tenido la infancia que cualquiera ha tenido. Me hice este tatuaje representando y poniendo fin a aquella mala época de mi vida y teniendo claro que nunca más nadie intentaría volver a cortarme las alas.