Esta palabra decidí tatuarmela por mi sobrina, siempre cuando era más pequeña la llamaba larita dinamita, sufrió un accidente y estuvimos a punto de perderla pero es fuerte y salió, tuvo que marchar de casa dos meses a un centro para hacer rehabilitación y este estaba cerca del mar, una semana antes de ir a verla decidí hacérmelo para que supiera que siempre siempre la llevaré conmigo.