Mi hermano es pelirrojo. El siempre odió su pelo, pero a mi me encanta. Para demostrarle cuánto, el día de su cumpleaños me hice este tatuaje en su honor: un rizo de su pelo. Al lado la inicial de su nombre: Albert. Ahora siempre le llevaré conmigo, a él y a una de las cosas más especiales y alucinantes que tiene, su pelo naranja como el fuego.