Desde siempre me ha gustado la obra de Van Gogh, de hecho tengo 3 cuadros suyos pintados a óleo por mi tío. Siempre me fascinó el cuadro la noche estrellada (starry night), su último cuadro, el cual pintó desde su habitación de psiquiátrico en el que estaba, son las vistas desde su ventana. Me lo pensé durante varios años y al final me decidí a inmortalizarlo en mi piel.