Me hice el tatuaje de mi niña Fiona, por que llegó en una etapa de mi vida que no levantaba cabeza.
Ella me hacía levantarme cada día y ver la vida de otra manera, para mí es la mejor.