Mi abuela se llama rosa y mi abuelo siemore ha sido un manitas, ella siempre dulce y amorosa, mientras que él siempre duro como una herramienta. Les quiero por cómo son y siempre les llevaré en mí, a pesar de que ellos odian los tatuajes, saben que lo hice por ellos.