Me tatué el nombre de mi marido (por aquel entonces éramos novios) cuando se fue a la Academia de la Guardia Civil, para que supiera que siempre estaría conmigo