Después de una relación muy tóxica conocí al que dentro de un año y medio será mi marido, el amor de mi vida…quisimos tatuarnos juntos y no se nos ocurrió forma más bonita que formar un corazón con nuestras huellas y llevarlo tatuado, y así fue.