Este es casimiro, me lo tatué porque de pequeño era el que me hacia meterme en la cama, y recuerdo a mi madre cantandome su canción incansablemente, porque si no me la cantaba no me dormía.