Mi esposa fue a arreglarse un tatuaje que están mal hecho, y conocimos por casualidad a un excelente tatuador y excelente persona, que soe lo arregló, y yo de improviso Le dije que también quería uno, pues al ver el trabajo que había hecho no me iba a quedar con las ganas. Al final salió este diseño que me tie e alucinado y a la vez conocimos a una gran persona