Tengo muchísimos tatuajes pero quizás este sea el más especial, nació mi pequeño y a la semana le pude sacar con pintura de dedos la huella de los pies, hice una fotocopia y me la tatué tal cual había quedado en el papel. El resultado fue increíble. Y ahora ya tiene 2 añitos y poco y cada vez que la ve sabe que es suya…