Vivimos en una sociedad en que si no eres como quieren o te dicen eres raro, friki, o estas apartado de la sociedad. Soy creyente, pero no como todos se creen que debes serlo. No tengo un solo Dios, tengo muchos, de los cuales convivieron y se relacionaron con nosotros. Un tatuaje que representa a uno de mis dioses y a la mujer más poderosa (una valkiria) junto a la runa de protección.