Es una golondrina que me hice en Lanzarote mientras trabajaba como piloto de la Marina Mercante. Simboliza haber completado una vuelta al mundo navegada.