Es la representación de una persona a la que adoro por su forma de ser. La represento con un koala por sus abrazos. Cada vez que nos vemos da un salto en carrera hacia mí, y ahí se engancha cual koala a su eucalipto.