Mi hermano pequeño quiso ser el más especial de la familia y nació con una copia extra del cromosoma 21 y en vez de tener 2, decidió tener uno extra. En términos científicos, esto se conoce como la trisomía del par 21, o dicho de una manera más popular: Síndrome de Down. Así que como yo también quise ser especial, decidí tatuarme esas 3 X.