La frase es una canción de Lana del Rey, me lo hice un año después de casarme con mi marido el día de nuestro aniversario, las flores formarían parte de esa pareja.